La mejor opción de Mijas

Los administradores de fincas colegiados, la única garantía para una correcta gestión de tu hogar

Estos profesionales se encargan de la gestión de las deudas, los conflictos entre vecinos y la normativa y legislación existente, entre otras cuestiones

12.12.2016 | 18:48

Los administradores de fincas colegiados, la única garantía para una correcta gestión de tu hogar

Los administradores de fincas colegiados, la única garantía para una correcta gestión de tu hogar

Mediar entre los conflictos vecinales, trabajar contra la morosidad en las comunidades, estar al tanto de los cambios en las normativas, de las nuevas subvenciones, de la legislación municipal, velar porque las obras realizadas en el edificio se realicen con éxito€ todo esto, y mucho más, forma parte de las labores de un administrador de fincas, la garantía para una gestión correcta de una comunidad.

Desde el Colegio de Administradores de Fincas de Asturias recuerdan la importancia de contar con profesionales acreditados, y es que el administrador de fincas colegiado es el único profesional preparado para la labor que desempeñan. No en vano, ejercen una función social y desarrollan una actividad de interés general que afecta al principal bien del que disponen los ciudadanos y sus familias: la vivienda y su patrimonio. El elevado volumen económico de los fondos que se precisan y la creciente complejidad para llevar a cabo un adecuado mantenimiento de los edificios, requieren profesionales bien organizados con una estructura colegial que proporcione garantías a los consumidores, que sea cercana y eficaz, económica y especializada.

¿Cuáles son los casos más comunes a los que se enfrentan hoy en día las comunidades de vecinos? Desde el Colegio de Administradores del Fincas de Oviedo explican que además de las cuestiones relacionadas con la morosidad, también suben los conflictos entre vecinos, motivados sobre todo por el aumento del mercado del alquiler y el consiguiente incremento de movilidad entre vecinos. Otras de las casuísticas más comunes son los conflictos relacionados con las mascotas y el uso de las zonas comunes.

Para gestionar estos y otros problemas es muy importante contar con un administrador de fincas colegiado. Independientemente de su formación, que en principio debería determinar una buena gestión, el administrador de fincas, a través de sus Colegios, tiene concertado un seguro de responsabilidad civil en la que pudiera haber incurrido por omisión o negligencia en su actuación profesional.